El amor es sufrimiento

Just gonna stand there and watch me burn (vas a quedarte ahí y ver cómo me quemo)
Well, that’s all right (pero está bien)
Because I like the way it hurts (porque me gusta cómo duele)
Just gonna stand there and hear me cry (vas a quedarte ahí y oírme llorar)
Well, that’s all right (pero está bien)
Because I love the way you lie (porque me gusta cómo mientes)
I love the way you lie (me gusta cómo mientes)

Ya sé, lo sé, no es el mejor ejemplo de una ‘canción de amor’, pero me temo que como esta hay muchas, con mensajes similares, que llegan a niñas de 11, 12, 13 años que igual han empezado a ir con chicos, y romantizan esta idea: el amor es sufrir, el amor es llorar, está permitido que él te mienta.

I can only tell you what it feels like and right now there’s a steel knife in my windpipe (sólo puedo decirte cómo se siente, y ahora mismo es como tener un cuchillo en la tráquea)
High off her love, drunk from her hate (colocado de su amor, borracho de su odio)
And I love her the more I suffer (y cuanto más sufro más la quiero)

El amor es sentir como tener un cuchillo clavado, el amor es sufrimiento, el amor es estar colocado, borracho (sin saber lo que haces, justificando comportamientos abusivos o irracionales porque ‘es que están enamorados’ ‘es que es amor, ‘es que el amor te vuelve ciego, las cosas son así’). ‘Y cuanto más sufro más la quiero’, mira, es que no me salen las palabras.

Si estás en una relación en la que sientes que sufres, en la que estás en tensión, en la que tienes miedo de que tu pareja se ponga violenta, NO. ES. AMOR.

So they say it’s best to go your separate ways (así que os dicen que es mejor que os separéis)
‘Cause today, that was yesterday, yesterday is over (pero eso fue ayer, y ayer ya terminó)
It’s a different day (hoy es un día diferente)
But you promised her, next time you’d show restraint (pero le prometiste que la próxima vez te contendrías)

Esta parte de la letra es como una referencia de la etapa ‘luna de miel’, en los ciclos de abuso en las relaciones en pareja. Es decir, primero va todo bien, estalla un conflicto, se produce la violencia y luego se da la luna de miel: las promesas de que no volverá a pasar, de que mejorará, de que es agua pasada; la creencia de que si lo quieres tienes que aguantar, porque el amor lo puede todo, y eso que habéis pasado os hará fuertes.

Next time? There won’t be no next time! (¿la próxima vez? ¡no habrá próxima vez!)
I apologize even though I know it’s lies (Me disculpo aunque sé que estoy mintiendo)
I’m tired of the games, I just want her back (Estoy cansado de juegos, solo la quiero de vuelta)
I know I’m a liar, if she ever tries to fuckin’ leave again (Sé que soy un mentiroso, si vuelve a intentar largarse)
I’ma tie her to the bed and set this house on fire (la ataré a la cama y le prenderé fuego a la casa)

Y esto bueno, es ya el colmo. Lo peor es que, probablemente, refleja bien la última etapa de la violencia doméstica, cuando él termina asesinándola (y a veces suicidándose después), pero para llegar a esto han tenido que pasar por una serie de etapas, de creencias: ‘eres mía y yo soy tuyo’, ‘nunca encontrarás a otro como yo’, ‘estamos hechos el uno para el otro’, ‘los que intentan separarnos se equivocan’, ‘tengo derecho a ponerme celoso’, ‘tengo derecho a opinar sobre lo que te pones, sobre con quién sales, sobre a dónde vas’.

Y entonces un día es demasiado tarde.

Ya sé, lo sé, es solo una canción, pero es una de muchas en una cultura en la que el amor romántico se pinta como un ideal de sacrificio, de dolor, de sufrimiento, dónde las conductas abusivas se justifican por amor, dónde se normaliza e incluso se romantiza la idea del dolor, fijaos en que la primera estrofa es la única que canta la chica en toda la canción, en la que habla de cómo su pareja le hace daño, la hace sufrir, y luego no hace nada para ayudarla, pero ‘está bien’.

Tenemos que cortar estas mierdas de raíz, las canciones, las películas, los libros son importantes, las historias son muy poderosas, transmiten mensajes que recordamos mucho más que lo que aprendemos en los libros de textos.

Y enseñar que el amor es sufrimiento es condenarnos a sufrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s